De nacionalidad colombiana, donde la orfebrería fue una tradición en mi familia, llego a Panamá en el año 1990 ejerciendo esta hermosa labor y es donde escucho las necesidades de mis clientas, en cuanto a la necesidad de reparación y/o confección inmediata de prendas para el hermoso traje típico como la pollera panameña. Esto a causa de que la orfebrería se desarrolla más en el interior del país y no en la capital.

Es así como la calidad de mi trabajo comienza a expandirse y no únicamente soluciono la problemática de mis clientes, sino que otras joyerías empiezan a contratar mis servicios como proveedor externo.

ATENCIÓN AL CLIENTE

+507-6796-0666